Conoce estos importantes consejos para combatir la anemia

Si estás atravesando por esta terrible afección, es importante que tengas en cuenta estas recomendaciones para mejorar tu condición de salud.

Para combatir la anemia, es fundamental que tu rutina alimenticia se base en alimentos ricos en hierro de origen animal: carne de res, pollo o pescado, y de origen vegetal: garbanzos y espinaca. Asimismo, se recomienda consumir frutas ácidas, como el limón o la naranja. Esto se debe a que dichas frutas son fuente abundante de vitamina C, una vitamina que aumenta la absorción de hierro presente en los alimentos, beneficiando a nuestra salud. Estas son algunas recomendaciones que te ayudarán a combatir y curar la anemia:

El hierro, un importante aliado

Este valioso mineral es necesario para el desarrollo y crecimiento del cuerpo. Los principales alimentos ricos en hierro son las carnes, hígado, huevo y pollo, de origen animal. De origen vegetal tenemos, por ejemplo, los frijoles, lentejas, garbanzos y la remolacha. Cada uno de estos alimentos deben variar e incluirse dentro de todas las comidas.

No consumas alimentos que perjudiquen la absorción de hierro

La leche y sus derivados, ricos en calcio, limitan la absorción de hierro y deben evitarse durante las principales comidas: el almuerzo y la cena. Todo esto se debe a que el calcio y el hierro no pueden ser absorbidos al mismo tiempo a nivel intestinal, por lo tanto, compiten entre ellos.

Consumir probióticos

Los alimentos probióticos como el yogur natural y la kombucha, son una gran alternativa para ayudar en el tratamiento de la anemia. Consumir probióticos es necesario porque estos alimentos tienen bacterias buenas y cuidan la salud de la flora intestinal, favoreciendo la absorción de hierro en el organismo.

Suplementos

Como medida adicional, también es recomendable optar por el uso de suplementos de hierro como comprimidos o inyecciones. Cabe señalar que estos productos deben ser recetados por un médico o nutricionista. De esta forma, podrás tratar la anemia causada por la ausencia de este mineral en tu cuerpo.