Cuatro negocios de inversión en bienes raíces altamente rentables y seguros

Miguel Moncada, experto en inversiones inmobiliarias comparte opciones de negocios en el rubro inmobiliario.

Si bien son tiempos difíciles a nivel mundial en el ámbito de la economía, siempre hay la posibilidad de generarse ingresos adicionales a modo de inversión en el rubro de bienes y raíces.

El experto en inversiones inmobiliarias, Miguel Moncada, señala que si se cuenta con un dinero disponible, ésta es la oportunidad para tener utilidades aun cuando uno no sea un perito en el tema.

Moncada nos presenta cuatro opciones de inversión en el rubro inmobiliario que pueden redituar dinero extra a las arcas del hogar.

Financiamiento de proyectos inmobiliarios

La gran mayoría de desarrolladores inmobiliarios se financian con capital propio o mediante el sistema bancario en cuyo caso están supeditados al desembolso del dinero conforme al avance de la obra, algo difícil de cumplir ya que, justamente, lo que requiere el desarrollador es dinero fresco para poder culminar el proyecto.

En tal sentido, Moncada señala que una oportunidad es que el inversionista tome parte en el mismo pudiendo generarse una rentabilidad que puede ir desde el 20%.

“Se puede empezar a partir de US$ 5,000, US$10,000 o US$$30,000 sin tener mucho conocimiento y experiencia en el desarrollo, con la ventaja que trae apalancarse con una empresa de experiencia” acota.

Otra opción es comprar en las preventas de los proyectos, es decir cuando los departamentos están en planos lo que abarata enormemente el costo de la propiedad a diferencia de cuando está terminada. «Los desarrolladores ofrecen descuentos que pueden llegar hasta un 30% del valor original, de esta manera empiezan a captar capital al inicio de sus obras”.

Adquisición de un terreno agrícola

La segunda forma para iniciarse en el negocio de bienes raíces es adquirir un terreno agrícola. Moncada pone como ejemplo la selva central de nuestro país en donde afirma que se pueden encontrar terrenos desde US$5,000 a US$10,000 con una extensión entre 1 a 3 hectáreas. Estos terrenos son muy fértiles no sólo por la calidad de la tierra, sino también por el clima de la zona.

“Se pueden sembrar plantaciones de palta y granadillas, pero también existe la posibilidad de la crianza de animales. “La inversión para implementar el terreno y hacerlo productivo puede ser de US$3,000 a US$4,000 con una rentabilidad del 22%” indica el especialista.

En este sentido, asegura que el inversionista también puede optar por el alquiler del terreno al agricultor y recibir un monto anual determinado. Hace hincapié que es importante que la zona donde se encuentre el terreno a comprar sea de fácil acceso y cuente con adecuados canales de regadío.

Préstamos con garantía hipotecaria

Es una modalidad muy común en la que el prestamista otorga una suma de dinero y el deudor le deja en garantía un bien inmueble mediante un contrato privado. Moncada indica que muchas veces los solicitantes son personas que desean remodelar su casa para luego venderla, o para llenado de techo.

«Esta operación puede generar una rentabilidad de 20 a 25%, en otros casos los solicitantes son empresarios que requieren implementar su capital de trabajo con maquinarias y ponen en prenda alguna propiedad. Una vez que se recuperan, devuelven el dinero prestado más el valor de la rentabilidad fijado en el contrato y se procede al levantamiento de la prenda hipotecaria”.

Moncada acota que es sumamente importante que el inversionista esté bien asesorado por un especialista legal para que se redacte un buen contrato notariado y para que se revise si la propiedad en prenda está debidamente saneada.

Vivir de rentas sin ocupar el inmueble

Se trata de la combinación del alquiler de una propiedad y la modalidad de subarriendo. En una casa alquilada se puede implementar, por ejemplo, un alojamiento para estudiantes o una casa hospedaje, previo acuerdo con el propietario que muchas veces no tiene el dinero suficiente para invertir en la remodelación y habilitación del espacio.

Otra modalidad parecida es la del coworking en donde los inversionistas implementan oficinas para empresas pequeñas y luego las alquilan. “Ello les genera una renta con la que obtienen no sólo una ganancia sino también el pago al propietario por concepto de alquiler del recinto que han habilitado”.

Puede obtener más detalles de cómo invertir de manera rentable y segura en bienes y raíces en el Círculo Internacional de Bienes Raíces al 937 188 271 (Srta. Ivonne Soriano)