Día Mundial del Sueño: No descansar bien puede terminar en obesidad o depresión

Por el Día Mundial del Sueño, Magacín 247 conversó con la psicóloga de la clínica Ricardo Palma, Alexandra Sabal, para conocer algunos tips de cómo dormir mejor y todo lo que implica el sueño en la vida de una persona.

El no descansar bien afecta el rendimiento de una persona durante el día. (Foto: Pixabay)

Este 18 de marzo se celebra del Día Mundial del Sueño, y a pesar de que existen muchas versiones lo ideal en una persona adulta es dormir entre unas 7 u 8 horas diarias, aunque al final todo depende de cada caso. Asimismo este rango horario varía de acuerdo a la edad.

La especialista menciona que “nosotros dormimos más o menos un tercio de nuestra vida”y que son estas funciones reparadoras para nuestro organismo lo que nos ayuda a la recuperación de energía, consolidación del aprendizaje, de la memoria, la autorregulación, entre otras cosas más.

Magacín 247 conversó por el Día Mundial del Sueño con la psicóloga, Alexandra Sabal, para conocer sus fases, en qué puede terminar el no dormir bien y algunos tips para descansar mejor.

Fases de sueño

Existen 5 etapas en las que un ser humano tiene que pasar para dormir. La más profunda se le denomina REM, que significa movimiento rápido de ojos y es donde ocurre la elevada actividad cerebral.

La fase uno, está el sueño ligero, es la transición que uno va entre la vigilia y el sueño, ahí todavía percibimos los estímulos de manera auditiva y los de actividad, es un sueño poco o nada reparador. La fase dos te prepara para un sueño conciliador. Aquí, el sistema nervioso bloquea algunas vías de acceso de la información sensorial que estamos recibiendo”, menciona la especialista

En la fase 3 el sueño se vuelve más profundo, y en caso despertar aquí, la persona se va a encontrar en un momento de confusión y desorientación. En la cuarta fase, hay una mayor profundidad de sueño y la actividad cerebral se vuelve más lenta.

La quinta fase es el nivel más profundo del sueño, esa es la etapa donde el tono muscular es nulo. En una noche de ir a dormir, nos movemos entre la etapa uno y cinco, durante maso menos 90 minutos”, finaliza la psicóloga.

¿Por qué la necesidad de dormir bien?  

El dormir bien, potencia la creatividad, debido a que el cerebro descansa y por lo tanto las hormonas que se producen están equilibrándose y eso hace que se puedan hacer mejores conexiones cuando se está trabajando.

Mantener el peso, porque, cuando no dormimos, las células grasas liberan menos Leptina que es una hormona que suprime el apetito. Otro factor es que el insomnio provoca liberar una mayor cantidad de hormona del apetito. Entonces son dos factores que se juntan para no permitirnos perder peso lo cual puede a largo plazo generar obesidad”, menciona.  

Otro es la necesidad importante de que el sistema inmunológico al regenerarse se vuelve más fuerte para combatir enfermedades. “La última necesidad, la depresión. Al no tener un sueño reparador que nos ayude a recuperarnos, nuestra parte emocional no está fuerte”, señala Alexandra Sabal.

La importancia de la comida antes de dormir

Hay dos factores importantes que se deben tomar en cuenta. El primero, es el horario en que una persona cena, porque lo ideal es que te queden algunas horas de estar despierto, para la que comida pueda digerir, caso contrario la calidad del sueño va a disminuir. Además, el cenar muy tarde contribuye a la obesidad.  

El comer las comidas procesadas o que estén picante y sazonadas también juega en contra de descansar bien. Asimismo el tomar café, té o chocolate no permitirá a las personas tener un sueño reparador.

El alcohol también es problemático porque reduce nuestra fase REM y agrava nuestra respiración. Al ser un depresor que disminuyen nuestras funciones corporales, la energía que se usa para dormir bien va a tener que ser usada en vez para respirar óptimamente, disminuyendo la calidad de sueño”, enfatiza la psicóloga. 

Tips para descansar mejor

En el caso de las comidas, se sugiere un plato con proteína y que en su mayoría tenga verduras cocidas. Las infusiones son una muy buena idea y no consumir mucha agua antes de dormir, para no interrumpir el sueño e ir al baño. Lo ideal es respetar los horarios de sueño y tratar de dormir entre 7 u 8 horas, dependiendo de cada personas y como se sienta mejor.

Es importante que nuestro cuarto o donde durmamos, tengamos un ambiente relajado, por ejemplo, que yo no esté incómodo por el calor, me va a ayudar el hecho de que haya ventilación a poder dormir, que no haya ruido fuerte para que yo pueda estar relajado, que no haya gritos de los vecinos”, comenta.

Otro tema importante es ir a dormir cansado…que yo en el día haya hecho actividad física, que me va a ayudar a caer muerto a la cama. Luego dentro de lo posible, controlar las preocupaciones, es importante tratar de despejar la mente. El hecho de estar usando el celular justo antes de dormir o estar viendo un programa, son cosas que no ayudan a conciliar el sueño”, señala.

Por última la psicóloga de la clínica Ricardo Palana, Alexandra Sabal, sostiene que lo mejor es tener un libro y leer un poco hasta que se agoten los ojos, para descansar mejor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies