Emma Stone y Yorgos Lanthimos nos cuentan un poco la cinta ‘Pobres Criaturas’

La actriz Emma Stone y el director Yorgos Lanthimos brindaron divertida entrevista donde cuentan varios detalles sobre la cinta con 11 nominaciones a los premios Oscar 2024 .
Emma Stone recibió una nominación al Óscar por su papel en Pobres criaturas. En 2017 ganó a Mejor Actriz por La La Land. | Foto: Difusión

¿Cómo conoció el libro ¡Pobres criaturas! de Alasdair Gray y cómo fue que habló con Alasdair sobre el tema inicialmente?

Lanthimos: Estaba leyendo mucho en la época en la que encontré su libro, y decidí leerlo junto con otras de sus obras. ¡Pobres criaturas! me impresionó mucho. Me entusiasmó la idea de ver si había alguna oportunidad de adquirir los derechos, así que fui a Glasgow a encontrarme con Alasdair en 2011 o 2012. Me dijo que había visto Diente de perro y que le había gustado. Después de pasar el día juntos, me dio su consentimiento para hacer POBRES CRIATURAS.

Traté de hacer la película durante un tiempo. Exploré opciones con otros productores, pero no prosperaron. Cuando sentí que había llegado el momento apropiado, la volví a sacar a la luz y esta vez logramos hacerla realidad.

Stone: Me enteré de la película cuando acababa de trabajar en La favorita con Yorgos en 2017. Era muy al comienzo del proceso. Tony McNamara todavía estaba escribiendo el guion en ese momento.

¿Qué fue lo que lo atrajo del libro?

Lanthimos: Nunca había leído algo así. Me atrajeron los personajes, los temas, el humor y la complejidad de libro. Me atrajo incluso visualmente, porque Alasdair era también pintor y había hecho las ilustraciones de sus libros. Inmediatamente interpretas el libro como algo muy visual y complejo. Me entusiasmé inmediatamente después de leerlo y no entendía cómo era que nadie había querido hacerlo antes.

¿Qué le parece que hizo que fuera el momento apropiado? ¿Le parece que hay alguna razón por la cual nadie adaptó este libro al cine antes?

Lanthimos: Una historia sobre la libertad de una mujer en todos los aspectos de la sociedad, de la humanidad, o como quieras ponerlo, no era algo que le interesara mucho a la gente. Creo que a la gente le pareció un poco demasiado, en relación a la libertad sexual de Bella. La gente no sabía cómo responder al concepto de la historia, el de una mujer adulta con el cerebro de una niña. Hemos avanzado mucho y tal vez la gente pueda ver ciertas cosas de manera diferente y eso preparó el terreno para poder contar historias como esta. Cuando traté de hacer la película originalmente, todavía no había hecho ninguna película de gran presupuesto en idioma inglés que hubiera tenido éxito comercial. Cuando llegó el momento, después de La favorita, en el que la gente me preguntó cuál era mi próximo proyecto, yo dije que era este.

También hicimos que la película se abriera más al mundo, ya que la novela tenía muchos otros temas además de los que exploramos nosotros. A mí me interesó más la historia de Bella y su punto de vista.

Emma, no solo como actriz sino en carácter de productora de esta película, ¿le parece que existe alguna razón por la cual no se hizo antes esta película y por qué es tan perfecta para el momento presente?

Stone: No creo que haya una razón por la cual no se hizo antes, pero creo que el hecho de que Yorgos se encontrara con Alasdair y tuviera su consentimiento para hacerla desde el comienzo fue muy importante. Creo que Yorgos es la única persona que podía hacer esta película. Claro que mi punto de vista es parcial, pero no conozco a nadie que pudiera haberla hecho al nivel al que se la hizo. Adaptamos la historia desde la óptica de Bella Baxter, que creo es algo extraordinario porque el libro no es así.

Háblenme sobre Tony McNamara y el trabajo que hizo con el libro para adaptarlo al cine.

Lanthimos: Yo ya había trabajado con Tony en La favorita y me pareció la persona ideal para darles voz a nuestros personajes. Además, el espíritu del guion, el tono, es bastante fiel al libro. No incluye todos los aspectos, niveles, puntos de vista o narrativas, pero en cuanto al tono, el lenguaje, el humor y la intención principal, creo que fuimos bastante fieles. A Tony le encantó el libro y tiene una voz bastante única. Esas dos cosas fueron la combinación ideal, y trabajamos muy bien juntos. Nunca es fácil escribir un guion, tardamos años, pero el proceso para nosotros es muy fácil y agradable.

Stone: Uno de los talentos más grandes de Tony es el diálogo, y noté en las tres películas que había “Tony-ismos” que se repetían. Tiene algunas palabras preferidas, o frases que le gustan, y es muy divertido. La manera en la que escribe y cómo sabe encontrar humor en cada situación, incluso cuando la situación es trágica, es algo único. Su conexión con Yorgos es extraordinaria porque son capaces de dar forma a las ideas juntos, mientras trabajan. Adoro a Tony y creo que no hay nadie como él, especialmente en relación al diálogo.

¿Qué fue lo que les pareció tan interesante de explorar del personaje de Bella Baxter?

Lanthimos: Yo me enamoré de ella. Siempre quería saber más, ver más. ¿Qué es lo que va a hacer ahora? ¿Cómo va a reaccionar al mundo que la rodea?, que es básicamente de lo que trata la película: la reacción a un mundo al que ella no está adaptada. Me pareció un personaje fascinante, y me pareció genial ponerla en todas esas situaciones diferentes en las que alteraba a los humanos que tenía a su alrededor: personas mayores que ella, hombres, hombres con poder, y las relaciones que se dan entre ellos. Todo se altera con su presencia y con su reacción a todo lo que sucede. Fue algo fascinante de estructurar y crear.

Stone: Bella es el amor de mi vida. Cuando Yorgos me la explicaba al comienzo del proceso, sentí que era muy parecida a ella. La oportunidad de ser una mujer que nunca fue sumisa ni frágil me entusiasmó muchísimo. No fue criada por una sociedad que pone los límites típicos a las mujeres, así que ella puede explorar el mundo sin restricciones. Incluso ahora, la manera en la que te enseñan a adaptarte a la sociedad, seas o no religioso, me parece fascinante y es algo sobre lo que Yorgos y yo hablamos durante mucho tiempo. Con Bella, la oportunidad de ser una persona desde el nacimiento hasta la adultez en el cuerpo en el que se mantendrá siempre fue algo increíble. No tiene ningún prejuicio, nada le da vergüenza, incluso cuando se trata de su sexualidad. Es la manera en la que ella ve el mundo y cómo reacciona a ese mundo, y no de cómo la gente reacciona a ella. Socialmente, estamos formateados a pensar: “¿le caigo bien a la gente?” Y ella no es así para nada. Fue un personaje que me encantó interpretar. Aunque es mentalmente joven, es la versión más evolucionada de una mujer que me tocó interpretar. Extraño muchísimo a Bella y a veces trato de pensar qué hubiera hecho ella en mi lugar. Fue un regalo interpretarla.

¿Por qué los hombres que Bella conoce en esta aventura extraordinaria parecen querer poseerla?

Lanthimos: Hay variaciones. Creo que esa es la mejor manera de verlo, en general. Hay otros personajes, como el del Dr. Goodwin Baxter (interpretado por Willem Dafoe), que también hacen su propia evolución, porque al principio él trata de poseerla en cierta manera, de criarla de la única manera que sabe, como lo aprendió de su padre, pero luego se ve que él madura a través de sus interacciones con ella. Finalmente, entiende que debe soltarla y dejarla experimentar el mundo, y al final, dejarle una especie de legado con su aporte científico al mundo. Él entiende que ella ahora puede continuarlo. Él es diferente, en cierto sentido, y también creo que Harry Astley (interpretado por Jerrod Carmichael) es diferente. Él es el único con quien Bella no tiene una relación sexual o erótica, es más una relación intelectual y platónica. Es lindo que haya un hombre que no intente tener relaciones sexuales con ella o poseerla.

En vez, Duncan Wedderburn (interpretado por Mark Ruffalo) es el clásico macho. No es necesariamente clásico, pero es el típico hombre posesivo y egocéntrico. Max McCandles (interpretado por Ramy Youssef) tiene otro tipo de sensibilidad, en cierto sentido, porque comete el mismo error con todos. No es tan enérgico pero él entiende que ella no está del todo formada. Igual trata de tenerla, a su modo, suavemente. Lo hace de una manera sutil pero también llega a entender que estuvo mal, y la aprecia cuando ella es más madura. Ella regresa y hacen una vida juntos. Luego está el pasado de Bella, que incluye el tipo de hombre más posesivo y malvado. Creo que hay variaciones entre los personajes masculinos.

¿Podría hablarnos un poco sobre la evolución de Bella?

Stone: Ella aprende de los hombres que conoce, de las mujeres que conoce, del entorno en el que se encuentra, de lo que come. Es como una esponja, de todo aprende. Pasa muy rápidamente de tener la mentalidad de un bebé al de una niña o una adolescente en la manera en la que se ve a sí misma y lo que quiere, a una mentalidad de cómo puede ser útil a la sociedad, de cómo crear algo para el mundo externo.

Creo que el público está viendo su evolución también cuando ella se convierte en socialista y quiere ser médica y ayudar a la gente. Se da cuenta de que el mundo puede ser un lugar brutal. Al comienzo de la película todo es hedonismo, disfrute y placer. Luego, a mitad del camino, ella se da cuenta de que en el mundo hay crueldad y dolor. Creo que sería difícil decir qué es lo que está aprendiendo de la gente que la rodea. Es como que todos los entornos que encuentra le enseñan algo, ella es como un recipiente abierto a todo.

¿Cómo fue el diálogo entre usted y los jefes de departamento para crear el estilizadísimo mundo de POBRES CRIATURAS?

Lanthimos: Desde el comienzo, sentí la necesidad de que fuera un mundo creado para que ella lo habitara. No podía ser algo muy realista. En el libro, la historia tiene lugar durante un período muy específico, pero tratamos de extender la época e insertar elementos que mostrasen que nuestra película alude a un cierto período pero que no es necesariamente de esa época. Eso permite que sea más como un cuento de hadas o algo más metafórico. Es una creación que transmite que hay que permitirse experimentar la película sin ceñirse a ideas específicas que se puedan tener de una época en particular o de cierto tipo de película o género. Hay varios elementos que son de ciencia ficción, anacrónicos o imaginarios.

Sobre esa base, comenzamos a hablar sobre cómo podíamos hacerla. Yo quería hacer un tipo de película como de la vieja escuela, de la manera en la que las hacían Fellini, Powell o Pressburger. Miramos algunas de sus películas, además de a cineastas más contemporáneos como Roy Anderson. Miramos todo eso, pero también sabíamos que como el mundo de POBRES CRIATURAS es muy vasto, no íbamos a poder construir todo. Usamos técnicas como telones de fondo pintados o proyecciones además de las nuevas tecnologías, con pantallas LED. Fue una combinación de un enfoque de la vieja escuela usando también tecnologías nuevas. Tuvimos suerte, o mala suerte, porque comenzamos las preparaciones cuando se desató la pandemia. Habíamos tenido un período inicial de investigación y luego vino el aislamiento, de modo que todo quedó allí, pero tuvimos tiempo de evaluar y repensar todo. Cuando llegó el momento de volver a empezar, habíamos madurado en cuanto a lo que realmente queríamos hacer y lo que realmente queríamos crear.

Nuestros diseñadores de producción, Shona Heath y James Price, nunca habían trabajado juntos y son dos personas muy diferentes desde el punto de vista artístico, pero a mí me pareció que la combinación de los dos crearía algo que nunca habíamos visto antes. Trabajaron juntos a las mil maravillas y diseñaron todo juntos. Fue la primera vez que vi tantos dibujos y referencias, fue la preparación más detallada que hice para una película.

Cuando llegó el momento del rodaje, filmamos casi de la misma manera que filmamos las otras películas. Iluminamos todo desde afuera y estábamos dentro de las habitaciones solamente con los actores, una cámara y el sonido. A veces, ni siquiera teníamos sonido cuando era un plató cerrado; colgábamos micrófonos de todas partes. Tratamos de mantener el mismo tipo de proceso que habíamos seguido en el pasado, pero si mirabas por la ventana, era un enorme plató con enormes luces y mucha gente, pero igual sentíamos que éramos pocos al momento de filmar las escenas. Es maravilloso cuando todos pueden permitir a los actores sentirse libres y crear la escena.

¿Cuál fue su experiencia en esos increíbles platós en Budapest?

Stone: El plató de Lisboa me voló la cabeza, porque tardabas media hora en recorrerlo entero. Había restaurantes y hoteles, era como si hubieran creado toda una ciudad. En ese momento, era el plató más grande que se había hecho en Europa. Todo era impresionantemente hermoso y detallado. Ir por primera vez a la casa de Baxter y ver la habitación de Bella dentro de una casa construida entera fue algo increíble. En retrospectiva, ese fue mi plató favorito porque lo construyeron desde cero y crearon un hogar. Era algo impresionante de ver.

¿Podrían contarnos cómo fue trabajar con la vestuarista Holly Waddington?

Stone: Holly es increíblemente brillante. Las ideas que tenía eran muy difíciles de llevar a la práctica, con unos tiempos muy locos también. Sé que para ella y su equipo fue una tarea descomunal. El vestido de novia hacia el final de la película es el vestido más hermoso que me tocó usar en mi vida. Es una maestra del detalle, de modo que no debería sorprenderme de que fuera todo tan detallado. Hay una capa que usa Bella en París que está hecha de látex y la paleta de colores y los materiales que se usaron fueron muy minuciosamente pensados e inspirados en lo que está viviendo Bella en ese momento y cómo está evolucionando. Estaba maravillosamente hecho. Los trajes de la película son muy hermosos, y cuando los ves, son tan únicos y extraordinarios como todo lo demás en la película.

Lanthimos: Cuando hablamos con Holly, tuvimos el mismo enfoque con el vestuario como el que tuvimos para diseñar el mundo. Había que inspirarse en la época pero también en muchas otras épocas. Cuando comenzamos a hablar, Holly hablaba mucho de los años setenta y de las telas, los botones y el plástico. Elegimos telas realmente únicas y exageramos las formas. En un momento, probamos incluso trajes acolchados para los hombres, pero resultó ser demasiado. Estábamos tratando constantemente de crear un mundo muy especial y único, algo que resultase familiar pero que al mismo tiempo fuera bien singular.

¿Pueden contarme sobre cómo fue trabajar con Ramy Youssef?

Lanthimos: Es brillante y muy gracioso. Es muy agradable, y creo que eso se transmite en su interpretación. Fue muy fácil, la verdad, trabajar con él. Me pareció ideal para el papel y descansamos en él para hacer el último plano de las escenas y lo hizo en una toma, todas las veces.

Stone: Porque sabíamos que iba a ser un golazo, todas las veces.

Lanthimos: Sabía que él podía hacerlo y le impusimos esa responsabilidad todas las veces. Fue genial, un verdadero placer trabajar con él.

¿Cómo fue trabajar con Mark Ruffalo?

Lanthimos: Ni siquiera yo me imaginé lo divertido que iba a ser. Sabía que podía ser gracioso porque por eso le pedí que hiciera el papel. Desde el primer día de ensayos, fue desopilante. No podíamos parar de reírnos cada vez que venía a hacer algo. Fue una locura. Él encontró algo que yo no le hubiera podido pedir o no hubiera podido imaginarme, y lo plasmó. Me divirtió muchísimo y se convirtió en una parte muy importante de todo el proceso.

Stone: Mark se compromete mucho con su trabajo y es muy gracioso. Fue muy divertido estar con Mark. Él se compenetra del personaje que está interpretando, de modo que hubo muchos momentos torturados para Mark durante todo el proceso. A medida que transcurría el tiempo, se apoyaba cada vez más en la locura y el humor de Duncan, y de todas las cosas que nos tocó hacer juntos.

Hablemos de Willem Dafoe.

Lanthimos: A Willem le encanta estar en el plató, y es por eso que nuestro director de fotografía, Robbie Ryan, lo adora porque siempre tenía a un actor con quien trabajar. Willem es muy divertido de diferentes maneras y está dispuesto a probar cualquier cosa. Con su personaje, no sabía necesariamente cómo iba a resultar y él ya tenía bastante con todo el maquillaje. Tenía que pasar horas para que se lo pusieran, pero nunca se quejó. Yo quería que su personaje fuera delicado y complejo, y creo que es muy difícil hacer lo que él logró hacer. Fue un placer trabajar con él. Es alguien a quien siempre querrías tener cerca.

Stone: Él es muy divertido también. Es bromista y alegre, y es muy agradable estar con él. Tiene mucha experiencia de vida y no juzga a nadie. Es muy libre, así que tiene una energía muy linda, y creo que también es un actor generoso y presente. Creo que es un verdadero compañero de equipo.

Cuénteme sobre la banda sonora y qué es lo que Jerskin Fendrix aporta a la película como compositor.

Lanthimos: Cuando escuché el primer álbum de Jerskin Fendrix, sentí que era algo muy diferente a todo lo que había escuchado, desde las melodías hasta los géneros. Sentí que había algo familiar con el mundo que estaba tratando de crear. Algo instintivo me dijo que tal vez era alguien que iba a crear música que iba a encajar con la película que estábamos haciendo. Cuando me contacté con él, me enteré de que también tenía una formación clásica. Toca violín, piano y es un gran compositor de muchos tipos de música diferente. Nunca había trabajado para una película. Le pedí que leyera el guion y que empezara a componer música basándose en nuestras conversaciones sobre el guion, sin ver nada. No habíamos filmado nada cuando comenzamos, teníamos algunas imágenes de la investigación además de diseños de escenografía y de vestuario, pero no habíamos filmado nada. Empezó a escribir música y cuando la empecé a escuchar, trataba de imaginarme qué necesitaría cuando hiciera la película. Pasamos por este proceso unas cuantas veces, hasta el momento en el que comenzamos con el rodaje. Usé toda esa música y edité la música según las escenas. Al final, no tuvo que componer casi nada nuevo para la película. Usamos casi todo lo que había compuesto antes de que comenzáramos el rodaje, y esa es la música de la película.

La música es como otro personaje de la película. Para mí, la música tiene que ser diferente a lo que es la escena o la historia, tiene que agregarle algo y ser como un estrato diferente, aunque sea contradictoria o la lleve a un nivel diferente y la realce de una manera inesperada. Jerskin es extremadamente talentoso y lo hizo maravillosamente bien.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies