Entrenamiento funcional: Cuatro razones por las que debemos practicarlo

Guiado por un experto aporta muchos beneficios. (Foto: Pixabay)

La llegada de la pandemia ha obligado a muchas personas a sacudirse de la flojera y ponerse en movimiento. Precisamente, el ‘funcional’ es uno de los varios tipos de ejercicios que existen en el mundo del deporte y para practicarlo no necesitas de un gimnasio o de pesadas máquinas.

Los ejercicios funcionales, en particular, tienen muchos beneficios siempre que sean guiados por un especialista. Magacín 247 consultó con Gabriela Morales, personal trainer de Smart Fit, sobre cuáles son las razones para optar por el entrenamiento funcional. ¡Aquí te las compartimos! 

1. Mejora el equilibrio

El entrenamiento frecuente de ejercicios funcionales como las ‘zancadas’ o los ‘lunges’, mejoran notablemente los estabilizadores de la rodilla (abductores) y la zona media (abdominales). Es por eso que los deportistas suelen tener mejor equilibrio que los sedentarios.

2. Es recomendado para tratar lesiones

Aquellas personas que padecen de lesiones a causa de un accidente o de otro tipo, son candidatos ideales por los expertos en terapia física y rehabilitación. Cuando hay lesiones musculares, los profesionales de la salud también los indican para rehabilitar el rendimiento muscular. Además, también corrige la mala postura, evitando así futuros problemas crónicos en la columna.

Foto: Pixabay

3. Acelera el metabolismo

De por sí los ejercicios ayudan en el control de peso o en la reducción del mismo. Pero los ejercicios funcionales mejoran también la frecuencia cardiaca en las personas. Esto se debe a que el funcional requiere cierto nivel de intensidad progresiva para quien lo practica, y no necesariamente necesita máquinas para conseguirlo. Como consecuencia final, acelera el metabolismo y ayuda a quemar calorías.

4.- Mejora la frecuencia cardiaca

Ya lo hemos mencionado. Sin embargo, debemos aclarar que no todas las personas que poseen un metabolismo rápido necesariamente tienen una buena frecuencia cardiaca. Y es que muchas personas pueden ser delgadas pero muy lentos al ejercitarse, o sufren mucho en muy poco tiempo. En cambio, quienes se ejercitan y mejoran su frecuencia cardiaca, resisten mejor a una actividad física y como consecuencia, reducen sus riesgos a sufrir infartos al corazón. Además, mejora la oxigenación y la circulación sanguínea.

5.- Recomendación

Aconsejo no intentar armar solos una rutina de ejercicios sin la guía o el apoyo de un experto en deporte y mucho menos a un nivel intenso. El funcional requiere de práctica para dominar el propio peso del cuerpo durante los ejercicios, y de realizarlos en las posturas adecuadas para evitar sufrir las lesiones deportivas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies