La importancia de los chequeos preventivos

En su columna para Magacín 247,  Julio Cachay, médico internista de la Clínica Ricardo Palma, nos cuenta sobre la importancia de los chequeos preventivos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda hacerse un chequeo completo cada 4 años antes de cumplir los 40. (Foto: Pixabay)

La pandemia ya está llegando a su fin y es importante retomar los buenos hábitos del cuidado de la salud. En este contexto, los chequeos médicos preventivos son claves para mantenernos fuertes y saludables porque permiten detectar problemas de salud en etapas tempranas antes que evolucionen a estadios más graves y aumentan la posibilidad de tratamiento, evitándose de esta manera que las afecciones se vuelvan crónicas.

La Organización Mundial de la Salud recomienda hacerse un chequeo completo cada 4 años antes de cumplir los 40, cada 2 años hasta llegar a los 60 años y cada año después de esta edad. 

A partir de los 40 estas son las pruebas que debemos realizarnos para cuidarnos:

Exámenes generales

Control de peso, presión y talla para identificar sobrepeso u obesidad.

Laboratorio: (pruebas de sangre y orina)

  1. Hemoglobina. Para descartar anemia, colesterol, triglicéridos y tipos de colesterol. Para saber si los niveles son los adecuados, sobre todo, si hay sobrepeso u obesidad.
  2. Glucosa. Para detectar a tiempo un nivel elevado de azúcar en la sangre y modificar hábitos nocivos.
  3. Descarte de VIH, si se ha tenido una conducta de riesgo (sexo sin protección) o varias parejas sexuales.
  4. Descarte de parásitos. En especial, si se tiene bajo peso o molestias estomacales recurrentes.
  5. Examen completo de orina. Para descartar infecciones.
  6. Examen de urea y creatinina para evaluar el funcionamiento de los riñones.
  7. Pruebas hepáticas, para evaluar funcionamiento del hígado.

Chequeos Necesarios

El chequeo cardiológico completo, es decir Electrocardiograma, prueba de esfuerzo y ecocardiograma. El chequeo Ginecológico completo, lo que incluye papanicolao, ecografía mamaria y mamografía y el chequeo urológico.

Odontología

Para examinar piezas con caries y prevenir focos infecciosos

Oftalmología

Agudeza visual. Descartar miopía, astigmatismo, ojo seco o cansancio visual (si se pasa más de 4 horas frente al computador).

Otorrinología

Con la audiometría se evalúa la capacidad de escuchar sonidos.

Control gastroenterológico

Descarte de Helicobacter pylori, si hay molestias estomacales recurrentes. En caso de considerarlo necesario, el médico puede prescribir una endoscopia para evaluar el estómago. Si hay molestias para defecar, se recomienda hacer un examen de heces en sangre y una colonoscopia para analizar el estado del intestino grueso.

A los 50 se recomienda además de todos los exámenes anteriores una ecografía abdominal para evaluar órganos como hígado, páncreas, riñones, etc. Además del PSA en sangre(marcador tumoral de cáncer de próstata).

Después de los 65 se aconseja realizarse chequeos médicos minuciosos cada seis meses, para detectar precozmente presencia de tumores. La revisión puede incluir exámenes más profundos como biopsias, resonancias, tomografías, además de espirometría (prueba de función respiratoria), entre otras.

En definitiva, el chequeo médico es el mejor procedimiento que tenemos para cuidar nuestro bienestar, tratar distintas enfermedades a tiempo y evitar que la calidad de vida disminuya.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies