Perros y gatos: Cinco medicamentos humanos que no deberías darle a tu mascota

Si bien estos medicamentos pueden ayudarnos con alguna enfermedad, no debemos dejar que nuestras mascotas lo ingieran ya que podrían ocasionarle daños e incluso la muerte.

¿Es dañino recetar un fármaco de humanos para nuestra mascota? (Foto: Freepik)

Quienes tenemos mascotas, nos esforzamos por cuidarlas, protegerlas, jugar con estas y mantenerlas limpias, pero a la hora de recetarle un medicamento, si lo hacemos sin supervisión, puede que nuestro engreído salga perjudicado o incluso podemos poner en riesgo su vida.

Al igual que nosotros no tomaríamos un fármaco para animales cuando estamos enfermos, lo mismo pasa con nuestras mascotas, ellos no podrían procesar las mismas sustancias que consumimos por lo que debemos ser responsables y conscientes de esto.

Aunque hay ciertos medicamentos de humanos que sí podrás suministrarle a tu perro o gato, estos tienen que ser bajo la vigilancia del veterinario. A continuación te mencionamos qué medicamentos jamás debes darle a tu mascota.

Si tu perro o gato ingiere estos fármacos de manera involuntaria, deberás llevarlo de inmediato al veterinario.

1. Paracetamol

Este producto generalmente lo usamos para calmar dolores y la fiebre. Sin embargo, su uso en animales puede causar complicaciones hepáticas y la destrucción de sus glóbulos rojos, además, presentaría dificultad para transportar oxígeno.

2. Benzodiacepina

Estos psicotrópicos actúan sobre el sistema nervioso central, se utilizan para la ansiedad, el insomnio y otros cuadros. Si ves a tu canino alterado o ansioso, no le des este fármaco, ya que en lugar de calmarlo y tranquilizarlo, le ocasionará un gran nerviosismo y también puede sufrir un daño hepático. Lo mejor será sacarlo a pasear.

3. Antidepresivos

Aunque los animales puedan presentar varios cambios de conducta, tristeza o depresión, no deben consumir antidepresivos. Puede arriesgar la vida de la mascota por el efecto adverso que le provoca a su cuerpo, puede que haya una mejor solución para mejorar su conducta en lugar de ver esto como una salida.

4. Anti-inflamatorios no esteroidales

Esta medicina es más conocida como aspirina, ibuprofeno o el naproxeno, entre otros. Aunque es beneficioso para nosotros, puede poner en riesgo la salud de nuestro can o felino. Si la mascota los ingiere, puede sufrir problemas gastrointestinales graves, como vómitos, diarreas, dolor abdominal, inapetencia, úlceras, y en algunos casos un fallo renal que le provoque la muerte.

5. Medicamentos para el colesterol

Si nuestro perro o gato lo llega a consumir, podría presentar vómitos y diarreas, aunque sus efectos a largo plazo o producto de una ingesta masiva, podrían ser letales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies