Cuatro consecuencias que puedes sufrir si dejas de cepillarte los dientes todos los días

Siempre hemos escuchado el mismo consejo: «No vayas a dormir sin lavarte los dientes«. Pero, ¿Qué pasaría si no lo hiciéramos? El resultado no es tan agradable y puede comprometer tu salud.

Cada vez que nos cepillamos los dientes no sólo removemos los restos de comida que quedan atrapados entre las piezas dentales, sino que también nos deshacemos de la placa dental, la capa de bacterias que se forma sobre nuestra dentadura.

En esta nota te contaremos los efectos que produce el no tener un cepillado diario en tus dientes. Toma nota y sigue leyendo para evitar inconvenientes que perjudiquen tu bienestar bucal.

1. Mal aliento

Si no lleváramos a cabo una adecuada higiene bucal, la placa dental se alimentaría de los restos de comida y se reproduciría a sus anchas, lo que ocasionaría, para empezar, un mal aliento.

2. Sarro

Al cabo de un tiempo se generaría sarro, que es la placa dental endurecida con ciertos minerales. En este punto, el cepillado ya no ayuda: nos veríamos en la obligación de ir a un dentista.

3. Caries

Si en este punto no fuéramos al dentista para eliminar el sarro, este se encargaría de atacar el esmalte, provocando caries en tus dientes. Estas no sólo producen dolor, sino que podría producir la pérdida de las piezas dentales.

4. Afecta tus encías

No sólo los dientes se ven afectados con la ausencia de higiene y del cepillado, las encías también se verían comprometidas. Hasta ese momento sentiríamos dolor, tendríamos menos dientes, encías sangrantes y un pésimo aliento. Generando enfermedades que pueden desmejorar tu vida como padecimientos periodentales.

¿Qué pasa si aún así no vas al dentista?

Las bacterias se abrirían paso a través de tu cuerpo. Pueden llegar a tus pulmones y generar neumonía o abscesos, que pueden tener graves consecuencias si no son tratadas.