¿Es bueno hacer ejercicio si tienes la menstruación? Conoce cuáles son sus beneficios

Los ejercicios aeróbicos como nadar, caminar, trotar y montar bicicleta, ayudan a controlar y superar las molestias que puede ocasionar la menstruación.

Menstruación
Los ejercicios pueden ayudarte a mejorar las molestias de la menstruación (Foto: Freepik)

Ante la menstruación, muchas mujeres constantemente están expuestas a variaciones por las concentraciones séricas de muchas hormonas femeninas, causando interrupciones en las tareas a desarrollar diariamente.

Son cuatro principales hormonas sexuales femeninas llamadas estrógeno, progesterona, hormona estimulante del folículo y la hormona luteinizante, las cuales son vitales para moderar los patrones del ciclo ovulatorio.

Fases del ciclo menstrual

El balance de estas hormonas producen dos fases principales en el ciclo menstrual regular o normal, las cuales son la fase folicular y la fase lútea. Ambas están apartadas por un periodo de ovulación más corto a mitad del ciclo.

La fase folicular generalmente se divide en dos subfases; primero la fase folicular temprana que trata de una concentración sérica baja de estrógeno y progesterona.

En segundo lugar está la fase folicular tardía que se caracteriza por la concentración máxima de estrógeno al coincidir con niveles bajos de progesterona, y finaliza con el aumento de la hormona luteinizante que se ubica justo antes de la ovulación.

Por otro lado, la fase lútea inicia una vez que la hormona luteinizante ha vuelto a los niveles basales, caracterizándose por altas concentraciones de estrógeno y progesterona.

¿Por qué entrenar durante la menstruación?

El estrógeno dispone de una función anabólica, mientras que la progesterona se ha vinculado con vías catabólicas. El rendimiento del entrenamiento podría variar con las alteraciones que producen estas hormonas durante las diferentes fases de la menstruación, aunque aún esto no es una ciencia exacta.

Algo que sí se ha visto es que durante la menstruación, algunas mujeres no pueden entrenar adecuadamente por los efectos secundarios que padecen debido a las fases del ciclo. A pesar de ello, realizar ejercicio durante estos días puede traer beneficios.

1. Alivia el malestar premenstrual

Se sabe que en esta etapa, los síntomas suelen ser muy molestos, a tal punto de afectar totalmente la rutina diaria causando cambios de humor, mal sueño y problemas de concentración, lo cual produce fatiga, hinchazón y antojos.

Lo que te permiten los ejercicios aeróbicos como nadar, caminar, trotar y montar bicicleta, es controlar y superar estos síntomas, sea la depresión y la fatiga. Además te ayudan a reducir la retención de líquido y aliviar el dolor menstrual.

2. Brinda energía

Normalmente, una mujer suele estar de bajo ánimo durante su periodo y lo único que quiere es mantenerse en cama por los síntomas que padece. Lo que hace el ejercicio es reactivar tu sistema inmunológico y de esta manera puedas estar activa.

Cabe resaltar que el deporte mejora la circulación sanguínea de los músculos brindándoles oxígeno y nutrientes, de esta manera se libera más energía que puedes disponer cada día.

3. Estado de ánimo

Como se dijo que en la parte anterior, el ejercicio es la base para tener energía y más vitalidad durante los días de menstruación, y por consiguiente también mejora tus ánimos. Puede parecer difícil conseguir esto pero es cuestión de costumbre y ganas para que poco a poco lo logres.

4. Ayuda a los ciclos menstruales irregulares

Muchas mujeres padecen de ciclos irregulares, es por eso que la actividad física puede ayudarte a normalizar tu ciclo menstrual, porque el mantenerte activa con una dieta saludable días previos al inicio de tu menstruación regulará tu ciclo.

5. Disminuye los calambres

Estudios han demostrado que el ejercicio libera hormonas que actúan como un opioide endógeno para disminuir tanto el dolor como los calambres, y mejorar la circulación sanguínea.