Fimosis: ¿Qué es y cómo se trata esta anomalía?

Todos los niños al nacer tienen dicha condición, sin embargo, al llegar a los 3 o 4 años debería desaparecer espontáneamente.

Es de vital importancia que el niño asista a sus controles a fin de evitar complicaciones. (Foto: Pixabay)

Se sabe que el 95% de los niños nace sin la capacidad de retraer la piel del prepucio del pene que impide descubrir por completo el glande. ¿Lo sabías?

Esto es una condición habitual que se le denomina Fimosis fisiológica. En esta oportunidad, José Luis Apaza, cirujano pediátrico de la Clínica Ricardo Palma nos cuenta un poco de cómo tratar esta enfermedad.

¿Qué es la Fimosis?

Esta enfermedad, esta presente desde el nacimiento de un niño, es una alteración de la piel del pene que rodea a lo que comúnmente conocemos como “cabeza”.

En algunos casos, la fimosis se resuelve de manera espontánea, sin embargo, si no es la situación, existen dos maneras para tratar esta enfermedad: La primera, con un tratamiento médico que consiste en lograr que la piel estrecha sobre el glande adelgace y sea más elástica con el uso de corticoides; y la segunda, con cirugía.

«Se considera la cirugía cuando no hay una respuesta positiva al tratamiento médico y genera dolor o infecciones recurrentes por acumulo de esmegma (secreción blanquecina, de olor fuerte en el pene)». Señala el doctor Jose Luis Apaza.

Señales de alerta

Bien es cierto que la fimosis es natural, no obstante, los padres deben estar al tanto de la situación del menor. Es decir, preocuparse si es que siente dificultad al orinar, existe evidencia de infección por formación de pus y secreción con mal olor.

El cirujano de la clínica Ricardo Palma, recomienda que en pequeños con anillo fimótico, la aplicación de una crema de corticoides durante 1 o 2 meses resuelve el problema el 75%.

Con respecto a la cirugía, si el tratamiento médico no resulta, es recomendable operar a partir los 5 años. Dicha intervención se le denomina Circuncisión.