Forever 21 se despide de Perú: Cierra sus últimas tiendas en el país

La conocida marca de moda ha anunciado su retiro definitivo del mercado peruano, sumándose así a su salida reciente de Colombia y Chile.

Forever 21 operó dos tiendas en Perú: una en el Jockey Plaza y otra en el Real Plaza Salaverry. (Foto: Difusión)

La conocida marca de moda rápida Forever 21 ha anunciado su retiro definitivo del mercado peruano, sumándose así a su salida reciente de Colombia y Chile. La tienda ubicada en el centro comercial Jockey Plaza en Lima ha cerrado sus puertas, y se espera que su último local en Real Plaza Salaverry siga el mismo camino en las próximas semanas. Esta decisión forma parte de una estrategia de desinversión regional que busca mitigar las pérdidas acumuladas en los últimos años.

La historia Forever 21 en Perú

La llegada de Forever 21 a Perú en 2014 fue celebrada con la apertura de una de las tiendas más grandes de la marca en Sudamérica en Jockey Plaza, un espacio de 3,200 metros cuadrados distribuidos en tres pisos. Sin embargo, a pesar de su impactante entrada al mercado peruano, la marca enfrentó dificultades significativas desde el inicio, especialmente con la competencia intensa de gigantes como Zara y H&M, que han consolidado su presencia con múltiples tiendas a lo largo del país.

La pandemia de COVID-19 empeoró los problemas financieros existentes de Forever 21 en Perú. Las restricciones comerciales y el aumento a compras en línea redujeron considerablemente la cantidad de personas que visitaban las tiendas físicas, lo que afectó gravemente las ventas de la marca. Para liquidar el inventario restante, la empresa ha estado ofreciendo descuentos de hasta el 60% en sus productos, atrayendo a consumidores que buscan aprovechar las últimas ofertas antes del cierre definitivo.

El declive de Forever 21 en América Latina

El cierre de las tiendas en Perú es parte de un patrón más amplio de desafíos financieros globales que ha enfrentado Forever 21 desde su declaración de bancarrota en 2019 en Estados Unidos. A pesar de ser adquirida por Authentic Brands Group (ABG) con la esperanza de revitalizarla, las dificultades persistieron, llevando a la empresa a tomar medidas drásticas como la retirada de mercados no rentables.

En enero, la marca anunció el cierre de sus operaciones en Chile, y más recientemente confirmó su salida de Colombia, donde sus ingresos operacionales cayeron un 20%. En Perú, Forever 21 no logró recuperar los niveles de ventas previos a la pandemia, situación agravada por la recesión económica y la intensa competencia de otras marcas de moda rápida. A pesar de sus esfuerzos por atraer a los consumidores con promociones y descuentos agresivos, no logró revertir la tendencia negativa.