Michael Kuryla, el peleador estadounidense que se enamoró del Perú y creó el Whiskey Andino

Magacín 247 conversó con Michael Kuryla, el creador del Whiskey Andino, quien pasó de hacer lucha profesional, a pisar tierras peruanas, enamorarse y lanzar al mercado esta bebida.

Michael Kuryla el luchador estadounidense que se enamoró, se quedó en el Perú y creó el Whiskey Andino (Foto: Difusión)

La última vez que se puso su indumentaria, y tal cual guerrero se subió a un cuadrilátero profesionalmente fue en el 2012, en Suecia. Michael Kuryla, llegó al Perú ese mismo año, pero desde Estados Unidos, su país natal, para instalarse en la selva del país, para ser más exactos en Oxapampa.

A pesar de que ya han pasado diez años, todavía el deporte sigue siendo parte de su día a día, y por ello se levanta a las 5 de mañana. Años después de haberse instalado en territorio nacional, decidió crear lo que se iba a convertir en todo éxito sobre todo en el mercado internacional, el Whiskey Andino.

Magacín 247 conversó con Michael Kuryla, el estadounidense que llegó a Perú como ingeniero, se enamoró, vivió en la selva y ahora tiene una destilería en Lurín, en donde produce su propio Whiskey.

Inicios

Michael llegó a Perú en 2012, el año en que fue su última vez como participante de un combate oficial. Sin embargo, la historia de este estadounidense con el país, no empieza allí, sino antes. En el año 1953 llegó su abuelo, para hacer la función de gerente general de Cerro de Pasco Minería y Petróleo, lo que hizo que su padre creciera básicamente en suelo peruano. Años más tarde, le tocaría a él vivir casi lo mismo.

Sobre su etapa como deportista recuerda: “yo empecé haciendo boxeo, de ahí con Jiu-jitsu, judo de Japón, y con eso era bien fácil competir en UFC, Vale Tudo, básicamente, antes de que fuera televisado, hablando del 2003, mi última pelea fue en 2012 en Suecia”, menciona.

(Foto: Difusión)

Tras ello, se instaló en la selva peruana, a donde llegó para construir una planta, ya que, él es ingeniero mecánico, hasta que un día junto con su esposa, quien es peruana y con la que lleva casado 7 años, surgió la idea de pensar en lo que iban hacer con sus vidas, después de que la economía estaba yendo hacia abajo y con ello su constructora.

Nació la idea de hacer un Whiskey usando un maíz peruano y obviamente el maíz morado es el más famoso, todo el mundo ha tomado chicha morada y saben lo que es. Empezamos haciendo pruebas casi un año y al final de todo eso hice un plan de negocio, hemos invertido algo de plata y mudado a Lima para armar la destilería acá en Lurín”, señala.

Selva

Antes la llegada a donde se encontraba ubicado en la selva era complicado, hacer el corrido, sin saber a veces por algún derrumbe o huaico cuánto exactamente se tardaría en llegar y a pesar de que en un inicio le costó adaptarse, como cualquier persona que llega desde afuera, ahora ya se habitó y acostumbró a los viajes, pues a pesar de que la destilería está en Lurín, viaja de tiempo en tiempo, para visitar a los pobladores de la zona.

Además, es uno de los afortunados que no sufre el tráfico de Lima, ya que, vive en Chorrillos y de ahí a la destilería está relativamente cerca. Aunque, cuando le toca ir a Miraflores si es todo una batalla poder llegar.

Whiskey Andino

En un inicio la idea no era solo hacer un Whiskey Andino, por lo que ahora, después de varios años, ya han presentado ante Indecopi, para que se pueda armar una norma, en donde especifique que para hacer este tipo de productos, debes de hacerlo en Perú y tienes que usar granos andinos.

“Para la norma es maíz andino y si vas a poner otros granos porque normalmente un whisky tiene una mezcla de granos tienen que ser andinos”, añade.

En un inicio, como todo proceso, nada salió como se esperaba, pero de ahí a punta de trabajo y esfuerzo, a los seis meses empezó a mejorar y con eso surgió la idea de hacer un plan de negocio.

Por fin en noviembre de 2019 nos hemos juntado barricas para tener nuestro primer lote y la verdad es que gracias a Dios salió bien y eso no es solo mi opinión, hemos ganado varios premios, somos el whisky más premiado de Sudamérica y bueno estamos súper orgullosos de tener un producto peruano que ya está en ocho países, estamos en varios estados de Estados Unidos, y cada mes entran más llamadas”, menciona.

Sobre la condecoración dice: “Estamos súper felices, es increíble, había años y años de puro trabajo donde el whiskey está reposando y estamos invirtiendo plata, produciendo, tenemos un equipo de gente acá…un chico, Carlos, que ha estado conmigo por diez años, maneja mi planta, con él nosotros dos siempre estamos trabajando”.

Exportación

Ese era el objetivo, puesto que en el mundo el mercado del Whiskey, es enorme, sin embargo, en el país no es así. “La economía de una ciudad de Estados Unidos es igual que todo Perú”, acota Michael con respecto a las ventas que hacen.

Y es que además los extranjeros, lo ven con otros ojos, como con toda la gastronomía y producto peruano, que lo asociación con las raíces andinas y hacen que se vuelva más interesante para ellos. Ahora hace poco recibió la llamada de la gerencia de hoteles Bremon esperando poder entrar ahí en cualquier momento.

Estamos en ocho países, Taiwán ha pedido un contenedor el año pasado y ya quieren hacer otro pedido este año, tenemos otro contenedor listo para mandar a los Estados Unidos entonces estamos al punto básicamente de que todo ya va mejorando arrancando con fuerza ahorita”, sostiene sobre las exportaciones.

Expansión

Ahora están buscando sacar nuevos productos, los cuales todos contienen productos peruanos, y con esto lo que quieren es seguir creciendo y encontrar así una expansión de la planta para abastecer la demanda.

Tenemos un producto que es que es Black Whiskey, Vodka Andina y tenemos una Crema Andina, entonces con los nuevos productos vamos a tener seis botellas distintas, yo creo que tenemos bastante para seguir creciendo”, contó.

Tours

Su familia está orgullosa de todo lo que ha conseguido, y junto con su tío que vive en Perú, hacen tours en la destilería de Lurín de hasta quince personas, en donde ellos, pueden observar y probar las cosas que todavía no están en el mercado.

“Nosotros trabajamos bastante con nuestros redes sociales, acabamos de lanzar una página web nueva y de ahí está mi número mi contacto, estamos abiertos todos los días, lunes a viernes y normalmente cada semana tenemos dos, tres a veces más grupos que viene puede ser dos tres personas hasta como quince personas a visitarnos”; agrega.  

Además menciona que su Facebook e Instagram son diferentes uno para Perú y el otro es del mercado internacional. Allí se puede encontrar videos, noticias, imágenes y más links de dónde comprar el Whiskey Andino.

Michael aún sigue conservando a pesar de la “fama” que lo he llevado a tener su creación, la humildad que lo caracteriza y como siempre busca apoyar a los pobladores del Perú profundo, en regiones también como Cajamarca con la que ahora trabaja directamente.  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies