Se acerca el verano: Organiza y guarda tu ropa de invierno

Se aproxima el verano y con este, el cambio de vestimenta, así que es el momento ideal para conocer algunos consejos que te ayudarán a conservar tu ropa de invierno para el próximo año.

Proponte a ti mismo como obligación proteger bien tu ropa de invierno, que no ocupe mucho espacio en tu guardarropa y así se conserve en buen estado durante todo el verano.

Además, en caso de no disponer de un espacio adecuado en el armario, aun así, existen trucos que te servirán de mucho para mantener tu ropa en buen estado. Presta atención a estos datos que te brindaremos para que aprendas a conservar tus prendas en el cambio de temporada.

Recomendaciones útiles

Ropa lavada antes de ser guardada

Si ya habías lavado la ropa antes de dejarla de usar, lo mejor es volverla a lavar antes de guardarla para evitar los malos olores. En la temporada de verano, también ayuda mucho añadir bolsitas con aromas florales o frutales.

Por otro lado, debes saber que puede llenarse de gérmenes y suciedad (no visible), si es que planchas la ropa antes de guardarlas por meses. También puedes evitar líneas de arruga en la ropa si enrollas las prendas más resistentes.

Mantén en orden tu ropa

Ordena tus prendas para que cuando debas buscarlas después de meses puedas encontrarlas con facilidad. Puedes clasificar tu ropa por tipología; como en pantalones, camisas, chompas y vestidos. De esta manera que no te quepa duda que cuando busques alguna prenda la encontrarás fácilmente.

Usa cajas y contenedores

Las cajas de cartón también son buenas para absorber la humedad. Pero no protegen contra las polillas. Lo recomendable es forrarlas de tela. Las maletas son una posibilidad más para guardar la ropa. Aunque si quieres algo más cómodo y práctico, los contenedores de plástico flexible son una buena opción.

La ropa delicada debe ser más cuidada

Utiliza percheros burro o armarios que se puedan trasladar para almacenar la ropa delicada; como los ternos y vestidos elegantes. Otro dato que tal vez no conozcas, es que para evitar marcas y líneas, procura colgar los pantalones en percheros con espumilla.

Edredones y mantas

Luego de lavarlas y estar limpias, lo mejor es guardarlos metiéndolos en fundas herméticas. Será de gran ayuda porque evitarás cosas como los malos olores o suciedad y lo bueno es que ocuparán menos espacio.

Deshazte de las polillas

Las polillas son una amenaza para la ropa, y lo peor es que es difícil verlas, por eso siempre debes estar más alerta. Con estos consejos podrás evitarlas:

  1. Mantén los armarios limpios y sin humedad
  2. Usa bolitas de naftalina o alcanfor. Existen también perfumadas.
  3. Deshazte de ropa que haya estado en contacto con polillas para evitar su procreación.
  4. Para esto, planchar las prendas sí facilita acabar con las posibles larvas.
  5. Y, por último, existen algunos remedios caseros como lavanda, cáscaras de limón y naranja, aceite o madera de cedro, tomillo y menta.

Si eres ordenado, haz un listado

Una lista siempre es muy útil para ayudarte a saber dónde guardaste las prendas, ya que luego de clasificar tus prendas es bueno apuntar todo y así será aún más fácil encontrar lo necesario cuando lo requieras. Además, ahorrarás tiempo y te será más fácil la próxima organización.