Seis consejos que debes seguir para cultivar rosas y mantenerlas bien cuidadas

Una planta requiere de cuidados, tal es el caso de las rosas, que aunque son muy bellas, requieren de algunos procesos para cultivarlas ccorrectamente.

Ten en cuenta los siguientes tips para que puedas cuidar de manera óptima a tus rosas. (Foto: Pexels)

No hay duda de que las flores más populares son las rosas. Las hemos visto en infinidad de películas, poesías y obras, además son reconocidas como símbolo de belleza y amor. Estas flores son el anhelo de cualquier jardinero porque son consideradas como las reinas, pero requieren de ciertos cuidados.

Cuando alguien empieza a tener un jardín, su objetivo será tener un arbusto perfecto con hermosas flores, pero, para nuestra poca fortuna, cultivar rosas requiere algo más que rociarle agua diario y acabamos con arbustos que no satisfacen nuestras expectativas o, en el peor de los casos, terminar con unas flores marchitas, cuando nuestro objetivo era totalmente diferente.

Si has empezado en este mundo de la jardinería y has decidido cultivar rosas, ten en cuenta los siguientes consejos para mantenerlas perfectas.

1. Variedad

Te sorprenderá la variedad de colores que tiene este tipo de planta, ya que va más allá de si son rojas o blancas, pues existen más de 30. 000 especies de rosas y al año aparecen muchas más. Estas variedades se dividen en tres grupos: Rosas antiguas, silvestre o modernas.

2. Maceta

La elección de la maceta es esencial para la salud y bienestar de la rosa, además las raíces de estas requieren de suficiente espacio para fortalecerse. La maceta ideal debe medir por lo menos 50 centímetros de diámetro y 60 centímetros de profundidad, esto dará un espacio ideal a las raíces. El material de la maceta es recomendable que sea de barro, ya que estás retienen menos temperatura, lo que ocasiona que las raíces no se quemen.

3. Regado

Las rosas necesitan de suficiente agua para que las raíces puedan absorber la humedad, esto ayudará a que nuestra planta crezca sana y hermosa. También debes asegurarte del drenaje del agua, o sino, se acumulará y ahogara la planta. La temperatura será ideal para el bienestar de la rosa, por ello el mejor indicador será la tierra, ya que lo ideal es que sea húmeda y suelta.

4. El sol

Lo recomendable es que la rosa reciba al menos 5 horas del sol durante el día. Si no tienes un jardín, puedes colocar la maceta frente a la ventana para que reciban suficiente luz.

5. La poda

Es importante podar las rosas, este paso es uno de los más complicados, ya que hasta dificulta a los jardineros más experimentados, pero no temas a podar tu planta, ya que es poco probable que le hagas daño, al contrario, le ayudarás a que estimule su crecimiento y tendrás más floraciones.

Para podar deberás cortar las ramas, hojas y flores marchitas, ya que estas impiden a su crecimiento, además le restan belleza. Lo recomendable es que las rosas se poden a finales de verano o invierno para aumentar la vitalidad de la flor.

6. Trasplante y sustrato

Si empiezas a notar que tu rosa está decayendo o que la tierra ha bajado, eso significa que necesita un trasplante. Lo primero que debes hacer es preparar la tierra, esta debe estar suelta.

Luego añade el sustrato, esto dependerá del tipo de tierra que tengas, esta deberá tener pH balanceado o ácido ligero. Si ves necesario modificar la tierra, agrégale cal o azufre, y déjalo reposar un par de días antes del trasplante.

El mejor día para realizar este proceso es en un día nublado. Antes de sacar la rosa de su maceta original, primero haz un agujero lo suficientemente profundo en la tierra de la nueva maceta, las raíces deben entrar sin ningún problema al agujero. Luego, introduce la rosa evitando aplastar la raíz y cúbrela con un poco de arena. No olvides humedecer la tierra una semana después de haber trasplantado la planta.

Tags: