Shirley Briceño, la actriz peruana que conquistó la televisión argentina con ‘LA 1-5/18’

La actriz peruana formó parte del elenco de una de las series más vistas de Argentina. Magacín 247 conversó con Shirley Briceño, quien ahora sueña con convertirse en conductora de TV y debutar en la pantalla grande.

Shirley Briceño: la peruana que la rompe en Argentina delante y detrás de una cámara. (Foto: Difusión)

Soy una actriz de mundo”, es lo que dice Shirley Briceño, quien además es productora, locutora y comunicadora social de profesión. Hace 7 años decidió emprender un viaje sin fecha de retorno a Argentina. Lugar en donde consiguió hasta ahora el papel más importante de su carrera, tras participar en la exitosa serie ‘LA 1-5/18’, que llegó a su fin el pasado 25 de marzo.

En Perú, ella ingresó a la universidad, pero no a la carrera de Artes Escénicas, sino a la de Publicidad y fue en ese camino que logró encontrar su destino. Hasta ahora no conoce el motivo del por qué se cambió, aunque quizás pasa por el hecho que desde muy pequeña siempre estuvo rodeada del arte y de eventos culturales o bailes de ballet.

Durante su primer año en tierras ‘gauchas’, participó de una obra de teatro. Después volvió a estar en otras tres y hasta trabajó como asistente de dirección y producción. En un futuro cercano su próximo objetivo es convertirse en conductora de televisión.

Magacín 247 conversó con Shirley Briceño, para conocer un poco más de su historia luego de la participación que tuvo en ‘LA 1-5/18’, serie que acaparó la pantalla chica en Argentina y en la que además hizo su proceso casting desde Perú.

Proceso de casting

Shirley se encontraba en Lima, disfrutando de sus vacaciones en la playa junto a su mamá, sin pensar en nada del trabajo, cuando de pronto recibió el llamado de la producción para que realizara el casting que se llevó a cabo virtualmente. En ese momento empezó a mandar correos y solo le quedaba esperar que finalice el proceso. “Hasta que me dijeron, que había quedado inicialmente, alegría enorme, me vine volando”, añade.

Durante la convocatoria llamaron a varias actrices, quienes también hicieron la prueba a través de una pantalla y que cumplían además con los requisitos que estaban buscando los directores de la serie para este personaje, que era el de Elena, una peruana, que trabajaba vendiendo cebiche en una villa Argentina.

La actriz, recuerda además cómo fueron esos primeros meses de grabación: “cuando nosotros comenzamos el proceso, la pandemia todavía estaba en protocolos y restricciones. Yo hago el casting en Perú, tenía que regresar, hacer cuarentena y después de eso testearme y recién poder comenzar a trabajar”, señala.

Asimismo menciona, “lo que te dicen en las escuelas de actuación de teatro, en los talleres, nada se compara con lo que realmente uno vive ahí”, refiriéndose al ritmo de grabación. De la misma manera resaltó “la verdad es que la experiencia está muy buena”.

Sobre el ritmo de grabación Shirley Briceño, dijo que este era variado. Puesto que tenían una franja horaria que iba desde las 8 de la mañana a las 6 de la tarde. Durante ese tiempo podía ser convocada, aunque le avisaban un día antes si estaba o no en el plan de rodaje.

Era una cosa de estudio constante, porque la noche anterior o la tarde anterior tienes que estar estudiando lo que vas a grabar al día siguiente y se pueden grabar entre 15 a 18 escenas. Es un ritmo bastante, bastante rápido”, menciona sobre la serie que duró cerca de 8 meses. 

Faceta de locutora

Cuando llegó a Argentina, Shirley empezó también a estudiar locución para radio y TV, que es un mundo se podría decir completamente distinto al que estaba acostumbrada, a pesar de que en Perú ya tenía un acercamiento al tratamiento de la voz, pues siempre abordaba los personajes desde ese lado. Ahora en la actualidad ya ha participado también de publicidades, narraciones, audiolibros, entre otros proyectos.

Decidí estudiar acá la carrera que duraba 3 años, me llamaba mucho la atención, el tema de los sonidos, como cambias la voz y los distintos tipos de locuciones que existen, que en verdad es un mundo súper amplio”, señala.

Otras de las cosas que le llama la atención es también hacer conducción de televisión, y ante ello es que no descarta internarlo en algún momento. “Yo nunca descarto ninguna de las herramientas que tengo, ni de las posibilidades que se van apareciendo porque al final el mundo de las comunicaciones abarca todo y yo al haber estudiado quizás en específico a cada área, me dan un panorama mucho más amplio y yo feliz, feliz de probar cada faceta”.

Distancia y la familia

La distancia de su familia, es lo que al igual que muchas personas que migran al extranjero, le ha resultado lo más difícil. Sin embargo, el hecho de que Buenos Aires sea una ciudad bastante grande al igual que Lima, le ha ayudado a acostumbrarse.

Al menos dos veces al año, son las que vuelve a Perú, para visitar a su familia, quienes se sienten orgullosos de todo lo que ha venido consiguiendo y cómo está logrando, por ahora, formar su carrera en el extranjero.

La cocina

Si en caso ella no hubiera estudiado todas estas carreras que están ligadas al ámbito de las comunicaciones, dice que de ser muy rigurosa se hubiera ido por el rubro de la gastronomía, ya que, lo que le gusta es comer bien y para ello, es importante cocinar bien.

Cuando llegó a Argentina, tuvo que aprender a preparar sus propias comidas. “Al inicio me hacía cosas muy básicas. Mi abuela cocina siempre cocinó en mi casa. Ella es la que se encargaba de los menús, así que me copié un par de recetas que eran las que más me gustaban y así empecé a practicar”. 

Sobre los restaurantes peruanos allá dice: “Siempre, tengo muy cerca Perú por mis amigos, por mi familia, pero por la comida, sobre todo, y acá he encontrado buenos restaurantes peruanos. Hay una comunidad muy grande peruanos acá en Argentina y hay restaurantes que he encontrado que están buenos, que vale la pena probar”. 

Futuro

Su objetivo a un largo plazo es ingresar al mundo del cine, así que para eso es en lo que está trabajando también ahora y perfilando su carrera hacia ese lado, además de seguir haciendo proyectos de actuación.

No descarta además regresar al Perú o ir a otra parte del mundo, si es que le sale alguna propuesta interesante, sobre todo ahora que los casting se hacen virtuales. Los países que ya tiene en la mira son: México, Argentina y España.

Yo la verdad es que soy una actriz del mundo, siempre digo eso. Lo escuché por una de mis compañeras en la telenovela. Ella me decía una tiene que ser actriz del mundo. Donde te llamen ahí uno tiene que ir y es verdad, yo siempre voy a donde hay trabajo entonces, sí, Perú me llama sí, no lo descarto para nada”, menciona. 

Mensaje para los jóvenes

Tiene que estar muy preparados, si les gusta, si realmente lo quieren hacer, búsquense el taller del actor al que admiren, al que les guste el trabajo que hacen, más allá de dejarse llevar por lo que te recomiende, busca eso a quién seguir y aprender. Y no es difícil si es que realmente te lo propones, no piensen que es imposible. Así que bueno con ganas y si tienes todo organizadito bien, chau, te vas”, finaliza. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies