Cabello cobrizo: 5 tips imperdibles para cuidar el teñido y luzca brillante

Los tonos cobrizos y cobres rojizos tienden a ser más exigente en su cuidado y mantenimiento, inclusive para las que tienen este tono natural se requieren mantenimiento minucioso. 

El tono cobrizo o copper hair, es el ganador indiscutible de esta temporada primavera – verano 2023. Para crear un look atrevido con personalidad y que te realce el cabello necesitas sin duda esta gama de colores. Es importante incorporar un buen mantenimiento para logra un cabello sano, con brillo y un color duradero. 

Los tonos cobrizos y cobres rojizos tienden a ser más exigente en su cuidado y mantenimiento, inclusive para las que tienen este tono natural se requieren mantenimiento minucioso. Por ello, Yanet Rabanal Marín, Técnico Capilar de Palette – Schwarzkopf, nos brinda las siguientes recomendaciones: 

Lavado:

Una rutina que quizás puede parecer simple, pero que impacta mucho en el resultado del estado de nuestro cuero cabelludo y cabello.  Primero, humedece bien el cuero cabelludo y cabello, aplica el shampoo en la palma de mano activar o frotar y distribúyelo de forma uniforme primero en el cuero cabelludo masajear con la yema de los dedos y luego distribuir en todo el largo del cabello, realizar un segundo lavado de la misma manera.

Enjuaga bien y elimina el exceso de agua con la mano solo presionando el cabello sin retorcer. Inmediatamente aplicar el acondicionador en la palma de la mano activar y distribuir de forma uniforme en todo el largo del cabello, si el cabello es más largo de los hombros empezar aplicando primero las puntas y luego todo el largo de cabello, logrando así un cabello saludable y más duradero será el color.

Es recomendable también ducharse con agua fría, ya que la caliente hace que la cutícula del cabello se dilate o abra y, por tanto, el color del tinte baje rápidamente y se vea más apagado. Si tienes cuero cabelludo graso, recuerda que los masajes tienen que ser más suaves y con menos presión.   

Cepillado: 

Recuerda que cada cabello tiene texturas y formas diferentes como lacio, ondulado o rizado. Utiliza cepillos o peines de acuerdo con las necesidades o realce que se necesite tu cabello.  Los cepillos de cerdas separadas y ligeras de preferencia grande y plano con protección en las puntas.

Estos dan un agradable masaje y al mismo tiempo mantiene tu cabello suave. Además, es una herramienta útil que ayuda a masajear el cuero cabelludo estimulando el riego sanguíneo para fortalecer el cabello. No olvides realizar el ritual del cepillado antes de dormir. 

Tratamientos: 

Es importante incorporar a la rutina de cuidado de cabello productos que beneficien un tratamiento completo a la fibra capilar, aportando nutrición, humectación, hidratación y reparación, dándole un brillo más intenso, resistente, con mucho movimiento y duración del color. Realizar la rutina de acuerdo con cada necesidad que puede ser interdiario, semanal, quincenal.  

Secadoras, Planchas, Tenazas: 

Utilizar protectores térmicos, temperatura media a baja; y recuerda no usarlo con mucha frecuencia. 

Alimentación: 

Come sano, ejercítate. Adicional puedes incluir visitas a tu nutricionista, médico de confianza. Se reflejará en la salud de tu cabello.