‘Cuadros Gustarte’: «En mis obras personalizadas tiene que destacar la calidad»

Magacín 247 conversó con Gustavo Aliaga Yumbe, creador de ‘Cuadros Gustarte’, que destaca por la creación de obras artísticas personalizadas.

Magacín 247 conversó con Gustavo Aliaga Yumbe, creador de 'Cuadros Gustarte'. (Foto: Instagram).

Nunca es tarde para hacer lo que te apasiona. Tal es el caso de Gustavo Aliaga Yumbe, un emprendedor destacado dentro del campo del arte que decidió darle rienda suelta a su pasión y dedicarse de lleno a esto con su negocio ‘Cuadros Gustarte‘.

Él, al igual que muchas otras personas, tuvo que reinventar su negocio debido a la pandemia. Es así que, gracias al apoyo de su hija, se inició dentro del mundo del TikTok.

Para conocer más acerca de este emprendimiento, Magacín 247 conversó con Gustavo Aliaga Yumbe, creador de ‘Cuadros Gustarte. Bajo el lema «arte con humor», nos comenta más acerca de su pasión.

(Foto: Difusión)

¿Cómo nació tu pasión por la pintura?

Bueno, ya desde chico, cuando tenía 11 años, me gustaba hacer caricaturas. Por donde vivía, al sur de Nazca, la empresa minera daba solamente educación primaria. Entonces, tuvimos la obligación mi hermano y yo de venir a Lima.

Para entrar a la secundaria, hubo la opción fantástica de ingresar al Colegio Militar Leoncio Prado. Prácticamente vivíamos ahí, y solo salíamos sábado y domingo para visitar a la familia. Estudiamos ahí durante 3 años.

¿Cómo descubres este interés artístico en un colegio militar?

Dentro del colegio militar, muy aparte del servicio militar que hacíamos ahí, por las tardes nos daban otros tipos de estudios hasta la hora de la cena. En todo caso, yo escogí al profesor de arte, que nos enseñaba a pintar y hacíamos murales dentro del colegio militar. Tengo muy buenos recuerdos.

Hacíamos arte en los patios, en la sala de profesores, ahí comenzamos a pintar las banderas de todo Sudamérica con los héroes de cada país y desde ahí me comenzó a nacer esta curiosidad.

En todo caso desde ahí ya me nació el encanto con el arte, con él nos enseñó cómo pintar al óleo, acuarela, como dibujar a lápiz, diversas técnicas. Al salir, yo quería ser ingeniero, arquitecto, y estudié muchísimo, pero en matemática yo era nulo, entonces no ingresé.

¿Qué hiciste luego?

Fue entonces cuando me pregunté: “¿Ahora que hago?”, “¿A dónde ingreso?”, Pues claro, si tengo esta pasión por el arte. Entonces, postulé a lo que es Bellas Artes e ingrese al toque.

Estudiaste Bellas Artes, ¿Cómo fue tu experiencia?

Claro, lógico, una vez que ingresé a la Escuela Nacional de Bellas Artes, perfeccioné todo. Todo de tipo profesional y ya no tipo escolar, esa era la diferencia. Son perfecciones de técnicas de pintura al óleo, todo tipo de pinturas.

También has dictado clases, ¿Cómo fue esa experiencia?

Pasaron muchos años, apenas egresé de la Escuela Nacional de Bellas Artes, a buscar trabajo. Comencé a trabajar en colegios particulares, por horas, un decir como “cachuelitos”.

Luego me solicitó el Colegio La Salle, que está en Breña. Y excelente, ahí comencé a hacer mis pininos enseñando a colegios. Como tenía títulos de la escuela nacional, tenía peso. Así trabajé dos años en ese colegio.

Luego, vi un aviso del colegio de San Agustín de Lima, y la agarré. Ahí trabajé 32 años en ese colegio. Tremendo colegio. De ahí también seguí enseñando y pintando en murales, en los lugares del colegio. Y para qué, era considerado como un excelente profesor.

¿Cómo lo pasaste durante la pandemia?

Yo me encontraba desanimado. El último trabajo que tuve fue cuando ya era jubilado. He trabajado también en la Universidad San Martín de Porres, en la facultad de Medicina, como un curso adicional. Me fue muy bien, hasta que lamentablemente llegó la pandemia.

Ahí es cuando me deprimí bastante, ya estaba decepcionado, no hacía nada, ni siquiera pintaba ni nada. Mi esposa que es especialista en acupuntura, al verme decaído, ella me animó bastante. Así, me llevó a uno de estos especialistas, y bueno le hice caso.

Al llegar, me pregunta: “¿Y tú Gustavo a qué te dedicabas antes de la pandemia?” “Bueno, yo era profesor de arte” Entonces él me dice: “Pues sigue pintando, vendas o no vendas tus cuadros, puedes regalar a tus amigos, pero lo que debes hacer es seguir pintando.»

Hasta el momento, ¿Cuál ha sido tu más grande reto al momento de pintar?

Ahora todos mis cuadros para mí son difíciles, porque cuando son pedidos personalizados tiene que destacar la calidad. Sin embargo, lo hago. Igual también me piden sobre los grandes autores como Leonardo Da Vinci, otros ya más modernos como Picasso o Vincent van Gogh.

¿Qué tanto sientes que te ayudaron las redes sociales a promocionar tu arte?

Mi hija fue quien me ayudó. Yo ni conocía qué eran las páginas sociales. Entonces me comenzó a promover en esto y empecé a hacer los TikToks, estas filmaciones graciosas.

Yo decía: “¿Para qué voy a hacer chistes?”, y ella me decía: “Haz chistes papá, eso llama la atención”, Porque esa es la manera de presentarse al público y que capte la atención. Así, comencé a hacer eso, y mi hija me ayudaba con el libreto.

¿Te solicitan cuadros por las redes?

Sí, claro, tengo ya constantemente ahora muchos pedidos. Incluso a veces ya me faltan manos para poder hacer el cuadro y tengo que decirles: “el próximo mes les haré el cuadro”, así estoy gracias a Dios.

¿Alguna vez recibiste un mensaje de aliento por parte de estos medios?

Sí, claro, inclusive compañeros de trabajo me están solicitando cuadros. Entonces a algunos de ellos también les estoy haciendo cuadros, y a exalumnos también. «Profe, me acuerdo de usted, ¿me podría hacer un cuadro?”, me dicen y también realizo. Me emociona bastante. Es una maravilla.

¿Qué tipos de obras haces?

Hago todo tipo de temáticas, y en base a eso trabajo. He hecho de Van Gogh, Edward Munch, de varios artistas clásicos, conocidos a nivel mundial. También hago ahora afiches de K-pop, los coreanos cantantes, que son afiches multicolores, también lo hago.

Esta semana justamente una pareja de enamorados, me ha pedido que haga un cuadrito de dos enamorados en pintura. Y me estoy diversificando, porque antes solía hacer paisajes, flores, cuadros clásicos al óleo, acrílico, en buena calidad. Y en eso estoy.

¿Cómo solicito un cuadro personalizado?

Bueno, más que pedirlo con anticipación, sería que esté más desocupado, porque gracias a Dios estoy recibiendo trabajos seguidos. Mi hija me promueve muy bien y con ella deben comunicarse. Es ella quien mide los tiempos al momento de realizar el trabajo. Yo a veces como artista me demoró un montón, pero debo cumplir con quien me solicita el pedido.

¿Algún mensaje para tus seguidores?

Bueno, que gracias al arte estoy mejorando. Y ahora en la pandemia, muchos estudiantes que ya son casados, me saludan y algunos de ellos hasta me han pedidos cuadros para hacerles para su casa. Todo una maravilla, me emociona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies