Empresas se enfrentan a fuertes multas por enviar spam tras aprobación del Congreso

Si bien la entrada en vigor de la nueva ley podría tardar entre 1 y 6 meses, dependiendo de la agenda política.
Foto: Captura de pantalla

Con el fin de proteger la privacidad, el Congreso de la República aprobó el 6 de junio la prohibición de las llamadas y mensajes spam no solicitados. La medida, respaldada por 91 votos a favor, busca parar las prácticas de algunas empresas.

La nueva normativa establece que las compañías solo podrán realizar este tipo de comunicaciones si el ciudadano se contactó inicialmente y solicitó recibir publicidad. De lo contrario, se enfrentarán a varias multas impuestas por el Indecopi, que podrían alcanzar los 2 millones de soles, tipificadas como infracciones «muy graves».

«Con estas medidas, se espera que se reduzcan las molestias causadas por las llamadas y mensajes no solicitados, protegiendo así la privacidad y tranquilidad de millones de usuarios en el país», enfatizó el congresista Soto.

El proyecto de ley superó varios obstáculos y observaciones del Poder Ejecutivo, que consideró que afectaba las actividades publicitarias de las empresas. Sin embargo, la Comisión de Defensa del Consumidor insistió en la propuesta original, que finalmente fue aprobada por el pleno del Congreso.

Si bien la vigencia podría tardar entre 1 y 6 meses, los ciudadanos dejarán de recibir llamadas y mensajes no deseados. No obstante, la Asociación Peruana de Experiencia al Cliente (Apexo) advirtió que alrededor de 20.000 personas podrían quedarse sin trabajo.

Llamadas spam quedaron prohibidas: empresas que no cumplan la norma serán multadas con S/ 2 millones

La ley establece duras sanciones para las empresas que incumplan, con multas que podrían alcanzar hasta 450 unidades impositivas tributarias, equivalentes a más de 2 millones 317 mil soles.

Estas medidas buscan asegurar que las instituciones respeten la voluntad de los consumidores respecto a las comunicaciones comerciales no solicitadas. De momento, el proceso para la implementación necesita varios pasos administrativos antes de entrar en plena vigencia,

La nueva ley representa un avance significativo en la protección de los derechos de los consumidores, quienes ahora tendrán la opción de solicitar la eliminación de sus datos personales de las bases de datos de las empresas que utilizan para fines de marketing.