Al aire libre o en casa: Seis ejercicios que puedes hacer sin lesionar tus rodillas

No tienes excusas. Estos ejercicios te ayudarán a mantenerte en forma y bajar de peso sin lastimar tus rodillas.

Aplica estos ejercicios para que estés activo. (Foto: Freepik).

Existen diversas maneras para hacer ejercicios y mantenerte en forma, sin lesionar tus rodillas. Muchas personas optan por saltar la cuerda, ya que con esta actividad se queman calorías y así se puede bajar de peso, sin embargo, cuentas con otras opciones para estar activo sin sufrir lesiones.

Puedes encontrar otros tipos de ejercicios con los cuáles te sentirás más cómodo al realizarlos sin temor a lesionar tus rodillas. Ten en cuenta que puedes ejercitarte desde casa o al aire libre, siempre tomando en cuenta las medidas sanitarias.

1. Media sentadilla

Este ejercicio consiste en llegar hasta la mitad mientras haces una sentadilla. Trata de que el peso pueda recaer en la parte de atrás de las piernas y muslos y así evitarás que caiga en las rodillas. Aprieta los glúteos para que puedas obtener grandes resultados. Los dedos del pie procura moverlos, para que exista una mayor estabilidad en el talón.

2. Peso muerto a una pierna

Puedes hacer uso de mancuernas o no. Debes hacer repeticiones a peso muerto en una pierna. Esto consiste en estar de pie y con las piernas abiertas a las misma anchura de los hombros, tienes que llevar hacia la parte de atrás una pierna mientras que el torso se moverá hacia adelante. Después regresa.

Esta acción debe ser repetida en distintas series. Mantén el torso y la espalda rectos, la mirada y el cuello tendrán que estar en la misma dirección. Para que logres tener equilibrio, se recomienda doblar un poco la pierna que no estás moviendo.

3. Clams

Este ejercicio se trata de hacer un movimiento de ‘almejas’, el cual, fortalecerá los glúteos. Primero recuéstate de lado, luego debes doblar un poco las piernas hasta que te encuentres en ‘posición de almeja’.

Recuerda que una pierna tiene que mantenerse en el piso y la otra la levantarás. Llegarás a sentir la presión en el glúteo medio. Repite lo mismo con el otro lado.

4. Patadas alternas

Con este ejercicio podrás intentar estar en plancha o posición de gato (con tus rodillas en el piso). Los brazos estarán firmes y la espalda recta. Eleva una pierna hasta donde puedas levantarla. Luego repite esta acción y alternas cuantas veces quieras.

5. Zancadas en reversa

Este ejercicio también es recomendado, sin embargo puede ser un poco brusco para las rodillas en comparación a los otros, pero si sientes que puedes realizarlo sin tener molestias, hazlo.

Ponte de pie y con tu peso corporal lleva una pierna hacia atrás, flexionas la rodillas y después regrésalas al lugar original. Repite lo mismo hacia el otro lado y no olvides mantener el torso recto. Podrás incluir mancuernas o peso.

6. Kettlebell Swing

Si no tienes un Kettlebell podrías hacer uso de una mancuerna u otro elemento pesado (puedes utilizar un recipiente mediano de agua o una mochila pequeña con libros adentro).

Lo que en realidad importa es el movimiento. Debes pararte con las piernas abiertas a la altura de los hombros y luego tomar la pesa con ambas manos. Dobla las piernas en media sentadilla (o puede ser menos) y utiliza el impulso de la pesa para que te puedas mover en forma de péndulo. Por último, pon fuerza en las caderas y muslos para poder realizar el movimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies