Meghan y Harry: Familia real los felicita por el nacimiento de su hija Lilibet Diana

El pasado viernes 04 de junio, Meghan Markle y el príncipe Harry anunciaron el nacimiento de su hija en un hospital de Santa Bárbara, California, Estados Unidos. Tras la noticia, la familia real felicitó a la pareja a través de su cuenta en Instagram.

“Felicitaciones al duque y a la duquesa de Sussex por el nacimiento de Lilibet Diana. La reina, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles están encantados con las noticias. Lilibet es la onceava bisnieta de su majestad”, dice el mensaje publicado en el Instagram de la Corona británica.

Asimismo, el príncipe William, hermano de Harry, y su esposa Kate Middleton, felicitaron a Meghan y Harry: “Estamos muy contentos con la feliz noticia de la llegada de la bebé Lili. Felicitaciones a Harry, Meghan y Archie”.

La pequeña lleva por nombre Lilibet Diana Mountbatten Windsor y pesó 3,5 kg. Su nombre está cargado de significado ya que «Lilibet o Lili» es el apodo con el que sus familiares llaman a la reina Isabel II y «Diana» es en honor a su abuela Diana Spencer «Lady Di», madre del príncipe Harry.

Pidieron donar los regalos

El vocero de la pareja declaró a la agencia AP: «Ella es más de lo que podríamos haber imaginado, y seguimos agradecidos por el amor y las oraciones que hemos sentido desde todo el mundo. Gracias por su continua amabilidad y apoyo durante este momento tan especial para nuestra familia, afirmó la pareja en el comunicado que, sin embargo, no estuvo acompañado de fotos de la recién nacida ni de los Sussex».

Además agregó que hay muchas personas que desean enviarle regalos a la recién nacida, pero que la pareja prefiere que estos sean donaciones a organizaciones que se dediquen a ayudar a mujeres y niñas alrededor del mundo.

«Para quienes deseen enviar regalos, les pedimos que apoyen o conozcan estas organizaciones que trabajan por las mujeres y las niñas: Girls Inc., Harvest Home, CAMFED o Myna Mahila Foundation”, solicitó.

Lilibet se convierte entonces en la octava en la línea de sucesión al trono británico, después de su abuelo Carlos, el príncipe de Gales; William, el duque de Cambridge y sus tres hijos; su padre Harry, duque de Windsor y su hermano mayor Archie.

Su nacimiento en Estados Unidos la convierte en el primer miembro de la familia real británica en nacer fuera del Reino Unido y contará con doble nacionalidad, al igual que su hermano mayor.