‘Festival de la sopa chola más grande del mundo’ fue todo un éxito y se acabaron los más de 5 mil platos

Lunahuaná se vistió de fiesta y logró hacer historias tras conseguir 168.90 metros de pura ‘Sopa Chola’.  

Se realizó el festival de la sopa chola más grande del mundo. (Foto: Magacín 247/ Leydi Portilla)

Lunahuaná hizo historia. El sitio emblemático, ubicado al sur de Lima, reconocido por su valle, el río Cañete, sus vinos y gastronomía, se vistió de gala este pasado domingo para recibir a los miles de asistentes que llegaron hasta el lugar buscando formar parte del ‘Festival de la sopa chola más grande del mundo’ y donde Magacín 247 también estuvo presente.

Desde tempranas horas de la mañana, las personas empezaron a copar la plaza, para participar de una serie de actividades protocolares donde hubo desde un mensaje de las autoridades de la zona, las danzas típicas del Perú y hasta el momento en que sirvió el plato.

Sin embargo, antes de ello, con un plaza central ya llena de mesas a su alrededor que formaban una ‘U’, más de 60 cocineras y cocineros se encontraban entre la leña y ollas llenas de humo, cocinando el platillo bandera de esta parte del país.

El evento logró superar así todas las expectativas al llegar a alcanzar dimensiones históricas de 168.90 metros de pura ‘Sopa Chola’, según relató Martín Candela, organizador del evento y presidente de la Asociación de guías y orientadores turísticos Lunahuaná (Agotul).

Una vez que ya estuvo en las mesas, la ‘Sopa Chola’ no duró mucho, pues miles de personas superando los más de 5 mil platillos, lograron acercarse para servirse. Tras este momento, fue que vino la celebración y cada uno de los participantes del evento recibió un reconocimiento por parte de las autoridades.

Posterior a ello, todas las personas encargadas de haber logrado este objetivo, para lo cual también se necesitó de la ayuda de la gente pues todos fueron implementos donados, lograron dar una vuelta por la ciudad y seguir con la fiesta por el día histórico para Lunahuaná, un lugar en donde la vida se vive al máximo.