¿Qué debes hacer para proteger tu salud mental después de las horas de trabajo?

Para tener un buen rendimiento laboral y cuidar tus relaciones personales, es muy importante que priorices tu salud mental y tomes acciones para cuidarla.

Es importante que encuentres actividades que te ayuden a proteger tu salud mental. | Foto: Pexeels

Gozar de una buena salud mental y emocional es extremadamente importante, pues afecta a todas las áreas de nuestra vida. Los pensamientos, emociones, comportamientos y las relaciones sociales están influenciadas por la calidad de nuestra salud mental.

Estar sano mentalmente nos produce vitalidad, creatividad o productividad tanto en el hogar, como en el trabajo. También nos permite abordar de forma positiva los cambios que surgen a lo largo de la vida y hacerles frente a los problemas.

Si consigues tener una buena salud emocional podrás disfrutar de relaciones sociales sanas y enriquecedoras; tendrás un mejor control de tus emociones y podrás tomar mejores decisiones; tendrás un mejor desempeño en todos los ámbitos de tu vida. Son solo beneficios lo que se obtiene de prestarle atención a nuestra salud mental, algo a lo que en muchas ocasiones le restamos importancia.

¿Qué actividades puedes realizar para cuidar tu salud mental luego del trabajo?

Desconectar

Después de una larga jornada laboral, es importante descansar y desconectar de esta tediosa rutina. Debes usar este tiempo para relajarte y concentrarte en ti. Trátate con amabilidad y deja de pensar en lo que viviste en el trabajo este día o lo que tendrás que hacer mañana. Priorízate y evita que algo te perturbe.

Autocuidado

Es muy común que, por priorizar nuestras responsabilidades laborales, nos descuidamos a nosotros mismos. Aspectos importantes como el aseo o la alimentación pasan a segundo plano cuando el trabajo nos consume mucho tiempo o esfuerzo. Es momento de que retomes hábitos saludables para ti.

Actividades relajantes

No dudes en realizar actividades que te distraigan y hagan sentir bien, luego de una larga jornada de trabajo. Cada persona tiene una forma distinta de relajarse. Algunos hacen deporte, otros miran películas o series, otros prefieren salir con amigos. Es importante que tengas horas para realizar lo que te relaje a ti, para que tu cerebro no se abrume con la rutina diaria del trabajo.

Date un gusto

Está bien darnos un gusto cada tanto tiempo. Come algún postre o platillo que disfrutes mucho. De esta manera te recompensas por el esfuerzo realizado y agarras nueva motivación para el día siguiente. Solo evita excederte, recuerda que es solo un gustito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies